Grupo de Trabajo de Acción Social del Instituto Nacional de Estadística

    CCOO no firmará el Plan de Acción Social 2020 en el INE. Como no lo ha hecho desde el 2011. Un Plan de “papel mojado”, viciado en el inicio por el recorte en sus fondos. La recuperación de los fondos de Acción Sociales será una constante en nuestra lucha sindical en defensa de los derechos de las trabajadoras y de los trabajadores.

    29/01/2020.
    Temas
    Edificio de la sede Central del INE en enero de 2020

    Edificio de la sede Central del INE en enero de 2020

    “Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener resultados diferentes” (Albert Einstein)

    Locura, sí, es la política de recortes iniciada en 2010 y cuyas consecuencias se siguen manifestando nefasta e invariablemente en los Planes de Acción Social de la AGE, y por tanto, en el Plan de Acción Social del INE. Pero también desidia y quizá un interés subrepticio de que el Plan de Acción Social se extinga silenciosamente por la propia inercia que provoca que el Plan del 2020 haya sido nuevamente dotado del mismo presupuesto congelado con el que cuenta desde el 2011, tras haber soportado previamente una reducción de un 75% de su capacidad presupuestaria, que emana de la masa salarial del personal.

    Pasan los años pero no el contador económico, que sigue a cero en cuanto a recuperación de los fondos de Acción Social, vía Presupuestos Generales del Estado. Y “sin noticias de Gurb” en el horizonte, tal como nos han confirmado en la reunión del Grupo de Trabajo de Acción Social celebrada este 28 de enero, continuación de la habida en el mes de noviembre para dar apertura a la negociación del Plan 2020, y de la que también os remitimos nota informativa. La SG del INE nos informaba entonces que la previsión con la que trabajaba era en base a la prórroga de los 290.000 euros, la misma cantidad desde hace nueve años. En esta segunda reunión nos ratifican -si es que cabía alguna duda- esa previsión. Solo en el caso de que se aprobaran nuevos Presupuestos Generales del Estado y de que éstos contemplaran un incremento para Acción Social, entonces y solo entonces se procedería a aumentar proporcionalmente cada una de las tipologías y los tramos retributivos, y siempre conforme a ese hipotético incremento. Pero también sin señales del destino del 75% sustraído a ese presupuesto desde hace años, en este Organismo y en otros de la AGE. Desde luego el dinero no desaparece, ni se transforma, sino que cambia de manos… y no precisamente a las de sus legítimos propietario/as.

    Lo dijimos en la nota informativa de noviembre. Lo reiteramos en ésta:

    CCOO no firmará el Plan de Acción Social 2020 en el INE. Como no lo ha hecho desde el 2011. Un Plan de “papel mojado”, viciado en el inicio por ese recorte en sus fondos. Sin ellos, cualquier cosa que llamemos negociación del Plan no es más que un “juego de trileros” para engañarnos a nosotros/as mismos/as. No sirve hablar de modificación de tramos o tipologías de ayudas, ni menos aún de incorporación de otras nuevas, porque no hay con lo que negociar.

    Nuestra negativa a firmar (junto con la de otros tres sindicatos presentes en el Grupo de Trabajo) no será impedimento, sin embargo, para exigir que el Plan se publique y se ponga en funcionamiento a la mayor brevedad posible, y que lo haga cumpliendo las bases establecidas. A este respecto la Administración nos indica que su objetivo es que el plazo de solicitudes se abra durante el mes de febrero para poder tener finalizado el proceso y abonadas las ayudas en el mes de julio, tal como ya se produjo en el ejercicio 2019.

    Nuevo gobierno… ¿nuevas perspectivas de futuro para mejorar las condiciones del personal al servicio de lo público? El tiempo y las condiciones del contexto lo dirán. La aprobación de la subida salarial pactada del 2% para empleadas y empleados públicos tras una intensa acción sindical de CCOO desplegada mucho antes de la constitución del actual Ejecutivo, ha de ser considerada positivamente por nuestra organización sindical. Sin embargo, no olvidamos que siguen quedando asignaturas pendientes que debemos retomar y/o abordar cuanto antes. El impulso a las ofertas de empleo público y de los procesos de estabilización y consolidación para reducir la temporalidad a menos del 8%, los planes de igualdad, los planes de carrera profesional, el desarrollo del EBEP, y, por supuesto, la recuperación de los fondos de Acción Social, son solo algunas de ellas, y cuya reivindicación ante éste y ante cualquier otro Gobierno será una constante en nuestra lucha sindical en defensa de los derechos de las trabajadoras y de los trabajadores, y en definitiva, del conjunto de la ciudadanía.

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.