Reunión con el nuevo Director de Ejecución Penal y Reinserción Social

    En el día de ayer las organizaciones sindicales tuvimos una reunión con el nuevo Director de Ejecución Penal y Reinserción Social. Le acompañaron la Subdirectora General de Coordinación de Sanidad Penitenciaria y el Subdirector General de RRHH. El motivo de la misma fue trasladarle las disfunciones y problemas que generaba la orden de desescalada sobre comunicaciones, ingresos, permisos y traslados del pasado 25 de junio de 2020.

    22/07/2020.
    Imagen

    Imagen

    Desde CCOO manifestamos que el retorno a la llamada “nueva normalidad” no puede suponer volver a la situación anterior al COVID-19 como si no hubiera pasado nada, que se tiene que continuar realizando la actividad penitenciaria pero cumpliendo las medidas sanitarias (aforo, distancias de seguridad, higiene o uso obligatorio de mascarillas) y que no hay una actuación uniforme en todos los centros penitenciarios.

    Además desde el sindicato defendimos que la responsabilidad no puede trasladársela “en exclusiva” a los directores cuando no tienen competencia en materia sanitaria, que los listados con los internos que comunican que tienen que examinar los servicios sanitarios no son eficaces para detectar la enfermedad y que el cumplimiento de las medidas sanitarias y su obligación en materia preventiva no puede sustituirse por la firma de una “declaración responsable”.

    La Administración nos contesta que en este momento de la crisis sanitaria, las competencias de gestión las tienen las comunidades autónomas y que por lo tanto las direcciones de los centros deben estar coordinadas con ellas. Que además la Secretaría General de IIPP no puede adoptar medidas de salud pública de carácter general y uniforme para todos los centros porque la realidad de los centros es muy diversa y la situación epidemiológica también, eso sí que están en contacto con los centros e intentarán resolver los problemas según surjan. Además defienden su modelo de declaración responsable.

    CCOO informa que hay centros que no respetan los aforos, juntando a 100 personas en las salas de espera y que esa medida debe ser obligatoria para todos. Además que se están realizando cuarentenas (de 7 o 14 días) después de una salida a diligencias y no se hacen cuarentenas después de un vis a vis cuando hay mayor riesgo de contagio.

    La Administración contesta que no se pueden hacer cuarentenas generalizadas, que en las salidas dónde el interno lleve mascarilla no tiene que hacer cuarentena. Que las cuarentenas deben limitarse a ingresos y permisos que vienen de fuera aunque también hay que tener en cuenta la situación de cada centro. En cuanto al uso obligatorio de mascarillas por toda la población reclusa les genera un problema de seguridad, ya que dificulta la identificación, y que pueden convertirse en un foco de contagio sino se usan bien y se reponen diariamente.

    CCOO manifiesta que se deben combinar y complementar todas las medidas sanitarias, que si no se cumplen las distancias hay que usar obligatoriamente la mascarilla, que se usarán más pruebas de detección del virus sino se hacen cuarentenas, y que los internos que comunican vis a vis pueden introducir el virus o sea que tienen que adoptarse medidas y proteger a todo el personal. Que hay que garantizar la desinfección de los vis a vis.

    La Administración nos informa que tienen un estocaje de muestras PCR y de test anticuerpos fraccionados y mascarillas para posibles rebrotes. Que los servicios sanitarios de prisiones deben coordinarse con los hospitales de referencia para pedir pruebas PCR.

    Por último CCOO solicita la regulación de las videollamadas para garantizar la seguridad del centro, del personal funcionario y de las comunicaciones, así como que se avance en el uso de medios digitales para garantizar el tratamiento penitenciario. No puede ser que la Administración no haya podido garantizar el tratamiento durante la pandemia por la gran brecha digital que existe en nuestro medio.

    La Administración nos informa que se está trabajando en la reforma del reglamento penitenciario dónde se va a regular el uso de las videollamadas.

    Documentación asociada
    Documentación asociada

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.