Reunión extraordinaria de la Mesa Delegada del Ministerio de Ciencia e Innovación con el punto único de ofrecer información sobre la incorporación de algunos OPIs al CSIC

    La convocatoria de esta Mesa Delegada extraordinaria y urgente, a petición de la Administración, es para intentar cubrir el expediente respecto a la Carta que el Ministro de Ciencia e Innovación envió a los trabajadores el pasado día 20 de julio, en la que se hacía referencia a que el asunto de la integración de los organismos se había tratado con todas las partes involucradas: investigadores, organismos y sindicatos.

    25/07/2020.
    Asamblea de CCOO en el INIA en abril de 2019

    Asamblea de CCOO en el INIA en abril de 2019

    Comienza la reunión Rafael Rodrigo (Secretario General de Investigación) y Presidente de los OPIs afectados (IEO, IGME e INIA) acompañado de miembros de la subdirección de RR.HH. pero no del presidente habitual de la Mesa Delegada. Indica que tienen una reunión sobrevenida y que la reunión solo durará una hora.

    La información que se nos proporciona es la que ya conocemos, y que hemos recibido por cauces extraoficiales, y por la carta del Ministro a los trabajadores de los OPIs afectados. El resumen es que la decisión tomada es convertir a estos organismos en Centros Nacionales de Referencia dentro de la estructura del CSIC. Informa que las condiciones laborales existentes de los trabajadores se mantendrán, que los organismos van a tener una mejor estructura y que tendrán un presupuesto nominativo que se incorporará al presupuesto del CSIC. Para llevar a cabo este proceso hay que modificar los Estatutos del CSIC, que los consejos rectores serán comisiones rectoras y que los directores se integrarán en el Consejo Rector del CSIC. Todo este proceso se espera que esté terminado el 1 de enero.

    Es evidente, para CCOO, que la convocatoria de esta Mesa Delegada extraordinaria y urgente, es para intentar cubrir el expediente respecto a la Carta que el Ministro de Ciencia e Innovación envió a los trabajadores el pasado día 20 de julio, en la que se hacía referencia a que el asunto de la integración de los organismos se había tratado con todas las partes involucradas: investigadores, organismos y sindicatos. El problema es que la carta está enviada el día 20 y la reunión es el día 23. El pasado día 16, en otra reunión extraordinaria y urgente, esta vez solicitada por toda la parte social, no había información ni decisión alguna. Evidentemente, tal y como se detalló en la Nota Informativa de CCOO supusimos, y acertamos plenamente, en que no se estaba informando de forma deliberada y que lo que se decía no se correspondía con la realidad.

    CCOO informa al Secretario General de Investigaciónque él representa, en esta reunión, a la Administración dentro de la Mesa Delegada. Que, en Mesa Delegada, la semana pasada se trasladó que no había nada establecido ni información que aportar y que ahora, en una semana, está todo decidido. Es evidente que la potestad organizativa de los organismos corresponde a la Administración pero, si se esgrime el derecho a ejercer esa capacidad por el SGI tendrá que asumir la obligación de cumplir también las normas, ya que todo derecho implica unos deberes. El argumento de que esta es una decisión organizativa de la política científica y que, cuando se aborden temas laborales que impliquen a los trabajadores se tendrá en cuenta a los sindicatos, suscita, por una parte, la aceptación implícita de que lo que aparece en la carta del ministro no es cierto (tratamiento con los sindicatos) y, por otra, una errónea interpretación, por su parte, de la situación ya que la ciencia no la realizan entes o formas inespecíficas, la realizan las personas y esas personas, salvo que se diga lo contrario por el SGI, son trabajadores de estos organismos. Por lo tanto, cualquier decisión de este calado conlleva, implícitamente, la obligatoriedad de su tratamiento del tema dentro de las mesas de negociación.

    En este sentido, se trasladó al SGI que CCOO considera que se han vulnerado derechos fundamentales respecto a la negociación colectiva y libertad sindical, que están recogidos en el artículo 37 de la Constitución Española e incumplido flagrantemente la Ley Orgánica de Libertad Sindical, por lo que este sindicato se reserva las actuaciones a llevar a cabo por este hecho demostrado.

    En cuanto a la posible valoración del cambio de situación de los OPIs es evidente que, con la falta de información y dado que todo lo demás es un futurible, no podemos esgrimir de forma categórica la bondad o no de la decisión, pero CCOO tiene serias dudas al respecto. Pero estas dudas tienden a desvanecerse cuando se analiza el modo en que se está llevando este proceso y que no está cumpliendo con los mínimos necesarios para llevarlo a buen término ya que se está actuando de forma precipitada, tomando decisiones no consensuadas, sin seguir procedimientos obligatorios y necesarios y en un momento no adecuado.

    CCOO expone que la carta del Ministro, único documento del que disponemos, no se atiene a la realidad y recuerda que los problemas de estos organismos parten de una gestión muy deficiente y que con el real decreto de medidas urgentes de 2019, al que se hace referencia en la carta y que evita la intervención previa, se demuestra que este no era el problema, como se esgrime, y que los problemas de contratación siguen igual tras este RD. Asimismo, se le recuerda al SGI que el RD de retribuciones del personal investigador se quedó atascado y ha tardado en aprobarse 4 años por una situación que se vuelve a reproducir. Y el error fue negociar con quien no debía y obviar la negociación con quien está obligado. Como se siga por este camino, el futuro RD que se pretende aprobar para llevar a cabo la integración de los OPIs va a tener tantos o más obstáculos que el anterior y tardará en aprobarse tantos o más años, si es que se consigue, con el perjuicio que una situación de inestabilidad puede suponer para estos organismos.

    CCOO expone que el CSIC no es un modelo -excelente- de gobernanza, pues también tiene numerosos problemas que la incorporación de estos OPIs pueden agravar, que ya estuvo a punto de colapsar hace unos años y que ahora puede volver a reproducirse la situación. Consideramos que falta un proyecto científico general y que tenemos experiencia suficiente para no tener que recurrir a asociaciones que sólo se representan a sí mismas. Esta decisión cambia el proyecto científico del país y, por tanto, la política científica y sobrepasa el ámbito del ministerio a un ámbito confederal.

    El SGI indica que estamos en el principio del proceso y que las críticas no las comparte, pues la intención es mejorar la gestión, incluida la gestión científica, y esto se ha de hacer dando voz al personal, dando participación interna, transparencia y, en eso ,el CSIC dice tener estructuras engrasadas. Desde luego transparencia a la vista de lo ocurrido no es precisamente una virtud del SGI, ni del Ministerio.

    CCOO propone la creación de un Grupo Técnico, ad hoc, de integración de los OPIs (IGME, INIA, e IEO en el CSIC). Dicho Grupo tendría encaje en el ámbito de la Mesa General de Negociación de la Administración General del Estado, al verse afectadas dos mesas delegadas (la del CSIC y la presente del propio Ministerio).

    En resumen, es evidente que este proceso no se está llevando convenientemente por parte del Ministerio y que no ha comenzado con buen pie. Y lo que mal empieza tiene muchas papeletas para terminar peor si no se corrigen los errores de forma inmediata.

    La sensación, tras esta reunión, es que, por ahora, no existe la voluntad de variar el rumbo y, por tanto, obligarán a la parte social, que en este asunto existe acuerdo de forma UNÁNIME, a tomar las medidas oportunas.

    Documentación asociada
    Enlaces relacionados
    Documentación asociada
    Enlaces relacionados

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.